El periodo para la edición del resumen ha concluído

R-981

ID:

Evaluación de las comunidades de entomofauna descomponedora en el Rancho Teseachi, Namiquipa, Chihuahua

Andrés Contreras Mora

La descomposición es esencial en la dinámica biogeoquímica de los ecosistemas, pues contribuye a regular el clima, la calidad y cantidad de agua y a controlar la erosión hídrica, la fertilidad del suelo y la remoción de biomasa. Los insectos son fauna imprescindible en este proceso, y en particular en la descomposición cadavérica, pues sólo las larvas se ocupan de hasta el 39% del proceso. La estructura de las comunidades de insectos descomponedores sigue un proceso sucesional en el que la presencia de algunas especies es indicadora de distintas fases de descomposición. En este trabajo se analizó la estructura y composición de las comunidades de insectos descomponedores de cadáveres en dos hábitats contrastantes (bosque y pastizal) del Rancho Teseachi, Namiquipa, Chihuahua. Sacrificamos humanitariamente cuatro cerdos domésticos (Sus scrofa domestica), dos en cada hábitat, y los colocamos bajo rejas de metal para protegerlos de vertebrados carroñeros. Colocamos cuatro trampas de caída alrededor de cada carcasa y diariamente recolectamos los individuos que cayeron en ellas. Asimismo, llevamos un registro fotográfico de los cadáveres, y de la temperatura y humedad ambientales. Tomamos muestras de suelo antes y después del experimento para medir nitrógeno total, materia orgánica y C/N. Comparamos la riqueza estimada de insectos, la diversidad verdadera, la composición de especies y el patrón de sucesión faunística entre cerdos y entre hábitats. Recolectamos 2385 insectos, distribuidos en 9 órdenes, 27 familias y 48 morfoespecies. Los órdenes más abundantes fueron Hymenoptera (40%), Diptera (38%) y Coleoptera (16%). En el bosque hubo mayor abundancia de insectos (1561) y mayor riqueza observada (43) que en el pastizal (824 y 40, respectivamente). Por el contrario, no encontramos diferencias significativas en la diversidad verdadera (q1) entre hábitats (bosque = 26.5 [24.7 - 29.01] vs. pastizal = 25.4 [22.6 - 29.04]). Encontramos especies indicadoras de dos fases de descomposición: Lucilia ilustris de la fase de hinchazón y Musca domestica de la de decaimiento activo. En general, hubo un aumento de nitrógeno total en el suelo y una disminución de carbono orgánico y C/N. Los grupos más abundantes en este estudio coinciden con lo reportado en otras zonas áridas. Nuestro trabajo es de los pocos que evalúa el patrón de sucesión e identifica especies indicadoras del proceso de descomposición. La actividad realizada por los insectos constituye un valioso servicio ecosistémico que merece ser más estudiado, sobre todo en zonas áridas y semiáridas del norte del país.

Palabras clave:

Cadáveres, descomposición, Hymenoptera, insectos, zonas áridas

Autor(a) principal: