El periodo para la edición del resumen ha concluído

R-17

ID:

La Astrobiología, Marte y Cuatro Ciénegas

Valeria Souza Saldivar

La astrobiología surgió de la comprensión de que es muy posible que la Tierra no sea el único planeta con vida, por lo que los astrobiólogos tratan de entender que condiciones permitieron la vida temprana en este planeta y de ahí inferir posibles candidatos de planetas habitados, al menos, por vida microscópica. Cuatro Ciénegas (CC) es un oasis extraordinario, no solo por su belleza natural, sino por sus misterios. Cuando llegamos hace 20 años, llevados por NASA, pensábamos que era un símil de un mar ancestral por sus minerales y presencia de estromatolitos. Sin embargo, después de mucho trabajo, encontramos que este sitio no solo se parecía, sino que, SI es un mundo perdido que guardó a la diversidad desde tiempos remotos en los sedimentos vivos de una montaña. San Marcos y Pinos es una montaña de casi 3000 mt de altitud que se levantó por la presencia de una anormalidad magmática (ahí se abrieron 2 súper continentes) este magma, calienta el acuífero profundo y lo manda a formar pozas y manantiales en la superficie, que es donde los tapetes microbianos y estromatolitos se forman al estar al contacto con el sol. Este ciclo de montaña y de sol, unido a la sobrevivencia de linajes ancestrales ha generado una especie de máquina del tiempo hiper diversa. En Marte, al igual que en CCC el agua en Marte se escondió entre las piedras, es posible que la vida mineral dentro de San Marcos y Pinos nos pueda explicar la vida marciana o al menos como buscarla.

Palabras clave:

Autor(a) principal: